Camargo convierte la antigua cantera de Bilbao en una zona de ocio y deporte